Piacere della Vita: BVA lanza espumantes

Buenos Vinos Argentinos salió al mercado con re- branding: nueva imagen, nuevo logo, nuevos colores y sabores. Para elegir, para cambiar, divertirse y compartir. Vino para vos, para quedarse.

En armonía y celebrando nuestra nueva imagen, presentamos los nuevos espumantes de la Bodega La Abeja, que se suman a nuestra familia:

ISELIN: Vino espumante ancestral Brut Nature

Alcohol 12 %v/v

Azúcar 2,73g/l

Acidez total 6g/l

pH 3,60

Precio promo lanzamiento $900

Método ancestral que se utiliza en la zona rural de Francia para elaborar de forma artesanal el vino espumante. El vino base se somete a una única fermentación para la toma de espuma. Razón por la cual este espumante obtiene atributos únicos de cremosidad, aromas frutales y burbujas delicadas.

Tierra de espumantes: Espumante extra Brut

Alcohol 11,80 %v/v

Azúcar 10,80g/l

Acidez total 6,5g/l

pH 3,5

Elaborado por el método charmat 100 % en tanques de acero inoxidable sin crianza sobre sus lias, esto nos da un perfil de espumantes mucho más frescos en nariz con gran presencia frutal y algunas notas delicadas a pan tostado. En vista presenta un amarillo verdoso con tonos dorados burbujas persistentes, elegantes que forman  una bella corona de espuma.  En boca tiene equilibrada acidez con buen final

Precio promo lanzamiento $600

Sobre la bodega:

Finca & Bodega La Abeja fue construida en 1883, por Rodolfo Iselín, inmigrante francés, fundador de la actual ciudad de San Rafael. Junto a la bodega construyó su imponente casona, símbolo del auge y pujanza de la colonia francesa.

Finca & Bodega La Abeja se considera la bodega más antigua de San Rafael, siendo su casco el seno histórico de la ciudad. Rodolfo Iselín es reconocido como el padre de la vitivinicultura de San Rafael, importó barbechos de varietales franceses (malbec, verdot, semillón) e introdujo las modernas técnicas de elaboración que se usaban en Europa.

En el verano de 1888 obtuvo la primera cosecha de uva de la zona.

El año 1903 con la llegada del ferrocarril, obra impulsada por Rodolfo Iselín, la Colonia Francesa se despoja de su status para convertirse en San Rafael, capital del departamento. El ferrocarril incrementó la comercialización y la calidad de los vinos hacia todo el territorio nacional, expandiéndose la industria vitivinícola en forma exponencial.

En 1911 el Sr. Rodolfo Iselín vende sus propiedades a la familia Schlieper, quien además de la producción vitivinícola y frutícola, construye un frigorífico, fábrica de hielo, secadero de frutas y una usina de generación eléctrica; convirtiendo así el Establecimiento La Abeja en el referente comercial más importante de la época.

En el año 1945 Teófilo Ripa e Hijos adquieren a Carlos Shliepper dicha finca.

En el año 2004, nietos de Miguel Ripa deciden restaurar la bodega con fines turísticos e impulsar una nueva etapa de elaboración de vinos de alta gama.

Sobre el enólogo:

Jonatan Nuñez, 32 años, nacido en Malargüe, Mendoza, una de las principales ciudades de la provincia.

A los 7 años se mudó a San Rafael donde creció, estudió y desarrolló su carrera profesional.

Su primer acercamiento al mundo del vino fue el vino servido en la mesa familiar, como acompañante de las comidas diarias, almuerzos y cenas. Ver a su padre disfrutar del vino le despertó gran interés. Un acercamiento más profundo fue iniciar sus estudios secundarios en la escuela técnica agropecuaria Pascual Iaccarini, que otorga el título de enólogo, con aporte de fruticultura.

Esa experiencia, ayudar en la cosecha aprendiendo, lo acercó a racimos, hojas, uvas, y fue el despertar de una pasión. Una escuela que le enseñó todo del mundo del vino y lo lanzó a seguir estudiando.

Continuó sus estudios en la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria, en la carrera de Enología y viticultura, donde profundizó mucho más sus conocimientos y terminó de descubrir su verdadera vocación y pasión: el mundo de la enología.

Comenzó a trabajar en la bodega en 2015; al ser la bodega más antigua de San Rafael, eso le abrió las puertas de empaparse en la génesis del desarrollo de la vitivinicultura local. Significó una etapa de crecimiento, donde le permitieron darle su propia impronta a los vinos, su visión personal, le permitió jugar con diferentes elaboraciones y micro vinificaciones, yendo más a lo “micro”, en cuanto a elaborar vinos de sectores más chicos, parcelas. “Esta es una bodega que me permitió hacer eso”, explica Jony (como le dicen).

“Elaborar vinos en La Abeja es como viajar en la máquina del tiempo, porque usamos maquinarias de 1885, y a su vez maquinarias actuales, conformando una fusión y a la hora de la vendimia, una experiencia única. Nuestros visitantes lo pueden palpar de cerca; hacemos vinos con historia y estoy feliz de formar parte de este equipo”, así describe Jony su pasión por La Abeja.”

“Nuestros vinos tienen identidad, les damos margen a sus procesos, que vayan decantando sus borras, dándoles el tiempo necesario para expresar sus virtudes. San Rafael es uno de los suelos más interesantes a nivel vitícola. Los suelos de San Rafael fueron formados por el Rio Diamante que creó un abanico fluvial en la planicie, dando lugar a 8 subregiones bien distinguibles, únicas en Mendoza. Ofrecen alturas, temperaturas, orientaciones, perfiles y orígenes de suelo muy diferentes entre si, únicos, y nos dan resultados con mucha diversidad. En la bodega elaboramos vinos de diferentes regiones de San Rafael; a la hora de las degustaciones, nos da un abanico para jugar muy interesante, porque son totalmente distintos.”

Sobre Buenos Vinos Argentinos:

Somos un equipo de comunicadores y conocedores del mundo del vino unidos por la pasión vitivinícola.
Nuestra empresa, Buenos Vinos Argentinos, fue creada en 2019 con sede en Buenos Aires, y representaciones en todo el país. Una creación basada en el trabajo en equipo y el amor por el vino.

Buenos Vinos Argentinos representa, comercializa y distribuye vinos y espumantes argentinos en nuestro país y en el exterior.

Buenos Vinos Argentinos impulsa y apoya la industria nacional vitivinícola, dentro y fuera del país.

Las mejores bodegas nos confían sus vinos y espumantes para desarrollar sus etiquetas y hacerlas llegar al público en general y al mundo gastronómico y enológico.

Desde marzo de 2020, a pesar del difícil momento que atraviesa la población mundial, Buenos Vinos Argentinos apuesta a la noble industria de nuestro vino.

BVA es una empresa nueva que se adapta y se aggiorna al movimiento joven, que debe conocer el vino; y luego estamos los de una generación posterior, quienes lo rescatamos como la mejor bebida del mundo. La más sana. La que prolonga la vida y da alegría. Todos sabemos que el vino es esencial para nosotros, este tipo de personas. Por ello vamos a trabajar en su difusión y en su cultura de expansión.

Buenos Vinos Argentinos, llega para decir que el vino argentino está por sobre todos los vinos del resto del mundo.

Trabajar con vinos trae aparejada la satisfacción de interactuar socialmente. Siempre entendí que quienes les gusta el vino, es un par. Y el par merece respeto.

Buenos Vinos Argentinos, pronto va a tener su propio vino. Estamos trabajando en ello. Un trabajo que comienza en un deseo, que se va convirtiendo en algo tangible, gracias a las reunión de un equipo de grandes profesionales en marketing, comunicación y redes, sociabilización y relaciones públicas y por sobre todas las cosas, movidos por el placer de lo que se hace con un vino. Desde producirlo, distribuirlo, venderlo, comercializarlo pero, y por sobre todo, amarlo. Por esto desarrollamos Buenos Vinos Argentinos, una empresa de punta que pondera la calidad de nuestros viñedos, nuestra tierra y nuestro origen. Nuestras bodegas representan la calidad y la esencia de una de las pasiones nacionales más emblemáticas.

Nos podés encontrar en www.buenosvinosargentinos.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?